miércoles, 28 de febrero de 2018

28 DE FEBRERO DE 2018. DÍA DE ANDALUCÍA


Todavía emborrachado de tanto arte (poesía, cante y baile) como hemos podido disfrutar esta mañana en el teatro Cervantes de Linares, y agradeciendo a las Asociación 28F que nos lo haya regalado, no puedo dejar pasar el día sin decir ¡FELIZ DÍA DE ANDALUCÍA! con estos versos:

UN PUEBLO DE ANDALUCÍA, MI PUEBLO...

DE LA CULTURA DE ANDALUCÍA, Y ES CARNAVAL...

DE LA CULTURA DE ANDALUCÍA, Y SON SUS CANTES...

DE LA CULTURA DE ANDALUCÍA, Y ES EL POETA "CARLOS CANO"...

UNA FOTOPOESÌA, Y ES DEL SUR.

LA HISTORIA Y LA GENTE DE ANDALUCÍA, Y ES MI MADRE...

LA HISTORIA DE LA GENTE QUE SIN HABER NACIDO AQUÍ, YA ES ANDALUCÍA...

UN PAISAJE DE ANDALUCÍA, Y ES DE MI PUEBLO... 

UN RINCÓN ENTRE TANTOS RINCONES DE ANDALUCÍA, Y ES CÓRDOBA...

sábado, 24 de febrero de 2018

16º. A LOS DIECIOCHO.





Un paso en el primer año de vida;
un beso y un abrazo en el tercer aniversario;
una mochila esperando a la salida de la infancia;
un escenario de danza para las fiestas;
una pesada carga de papel sobre la espalda y la cabeza; 
mil lágrimas inciertas bajo una banda roja y un diploma;
una fría distancia que es más corta en la amistad;
y sin más, otro paso sobre la cuerda del equilibrista.
...
Un paso sobre el primer año de una nueva vida;
un difícil abrazo sin beso y sin aniversario;
una maleta profesional a la entrada de otra puerta;
una habitación para el canto en su propia fiesta diaria;
una difícil carga de amor sobre el pecho;
mil palabras inciertas sobre la piel;
y sin más, otro paso de equilibrio sobre la cuerda del ayer,
sobre el más firme suelo de hoy;
sobre la línea discontinua del mañana en el centro de la calzada;
sobre el universo que fluye entre nosotros;
y sin más, frío juvenil, calor filial,
 fingida ignorancia
que en el oculto interior es importancia;
y sin más, otra secuencia
que te conduce hacia la adulta estancia.

domingo, 7 de julio de 2013

15º. A LA VUELTA DE LA ESQUINA.


Estabas allí,
a la vuelta de la esquina de una inocencia
que creía en alcanzar la felicidad.
Estabas allí,
en el paseo de las palmeras
en el que empezamos a compartir palabras.
Estabas allí,
por encima de los sueños imaginados
para una vida juntos.
Estabas allí,
sobre el lecho salado de la amistad
en el que las risas ganaban al descanso.

Ahora estás aquí, 
a la vuelta de la esquina de la paternidad compartida
que dibuja trazos difíciles.
Hoy estás aquí,
por encima de los difíciles momentos 
de este nerviosismo descontrolado
por una responsabilidad no gratificada.
Ahora estás aquí,
en el paseo de las altas terrazas con vistas
donde compartimos el calor de esta estación.
Hoy estás aquí,
sobre el lecho endulzado de la madurez
en el que una caricia sabe a cielo.

Mañana estarás ahí,
a la vuelta de la esquina 
de la serenidad que da el mirar atrás.
Estarás ahí,
en el paseo de las claras mañanas
en el que unidos por las manos lo visitaremos.
Mañana estarás ahí, 
por encima de las diferencias
que nos dibuja un infinito de dos alturas.
Estarás ahí,
sobre el lecho desnudo de una ingravidez
en la que nos volveremos a abrazar
sin previo aviso.

martes, 30 de abril de 2013

14º. INJUSTAS PALABRAS Y ESPERANZA.



Injusta mirada
entre gestos que hablan.
Injusto desaire
entre trazos que marcan.
Esperanza entre voces
que cortan palabras.

Desajustada voz
entre intentos violentos.
Reajustada relación
entre desenfocados argumentos.
Esperanza entre mentes
que apagan luces crueles.

Justificaciones desconocidas
entre turbias percepciones.
Opiniones contradictorias
entre disparatadas acciones.
Esperanza entre apoyos
que comprenden dudas razonables.

Agresivas peticiones
que destruyen buenas intenciones.
Oscuras construcciones
para fortalecer intereses.
Esperanza entre alabanzas
al esfuerzo desinteresado.

Injusta mirada
que dibuja un gesto injusto.
Injustos desaires
que golpean con brazos injustos.
Inesperada esperanza
de una luz inesperada
que persigo hacia el horizonte
por querer comprobar que no se apaga.

jueves, 12 de julio de 2012

13º. Metáforas para el cambio.


-->




http://bitdrain.wordpress.com/
http://enriquesacanell.blogspot.com.es/


Línea de una frontera
que todos debemos cruzar inevitablemente.
Crúzala con el pasaporte del optimismo
y busca sellos de colores
con los que llenar sus numerosas páginas.

Suave pero escurridizo escalón
que nos conduce hacia la cima de una montaña
que todos debemos escalar irremediablemente.
Sube mirando siempre hacia arriba,
disfrutando de cada una de las etapas
y recogiendo muestras
para el laboratorio de la felicidad.

Largo puente arqueado por mil ojos
que hay que aprovechar en sus tres dimensiones;
construido con las vigas de un orgulloso pasado.
Traza un interminable sendero sobre él
en dirección a las personas que quieres;
y en dirección a las personas que querrás.

Tren de largo recorrido
que nos conduce por nuevas estaciones
que debemos conocer irremisiblemente.
Tómalo con la positiva y enriquecida mentalidad
del empedernido viajero,
que lejos de la nostalgia y sin tiempo para ella,
vive el día a día agitado
por el deseo de conocer, de saborear,
de descubrir, de viajar...
por los lugares y por las personas.


martes, 12 de junio de 2012

12º. Rincón de rincones.

Este pasado mes de mayo pude volver a vivir los patios de Córdoba después de muchos años, desde mi juventud. El que me inspiró está situado en la calle Marroquíes (casualmente en el barrio en el que pude vivir vacaciones de navidad y verano en los 70) y como veréis conserva todo el sabor de aquellos corralones de vecinos a los que tanto escuché hablar a mi abuela y a mi padre. Incluso tengo vagos recuerdos del corralón de la calle la Cruz en el que vivió mi abuela.
En la siguiente presentación he intentado expresar el color de este paraiso que no se deja comer por la urbe, luchando contra los medios mediante la búsqueda de actividades económicas sostenibles. Espero que os guste; ya me contaréis.
En los enlaces de abajo he colgado parte de mi reportaje fotográfico.

jueves, 26 de abril de 2012

11º. UN PARÉNTESIS, UNA DESPEDIDA.


Parafraseando a Benedetti,
desearía
-con la ansiedad de una herida en la mente-
alcanzar a olvidar tu muerte,
la muerte,
para seguir esta vida
como un ignorante inmortal,
casi omnipotente.

Pero sólo alcanzo hoy a cerrar tu lucha,
mientras me veo
-obligado- abriendo otra,
que alguna vez fue por ti compartida.

Sólo alcanzo hoy a despedirme
-desde la esquina-
con un nudo en la garganta
y lágrimas en los ojos,
intuyendo tu cuerpo tras el cristal,
tras la madera, sin vida.

Me es imposible ni siquiera rozar aquel deseo,
pues no sería yo sin este vértigo,
sin esta herida,
que sólo se consuela -¿y cicatriza?-
sorteando mi agnóstico pensamiento
mientras imagino
-que al igual que conseguías en vida
la metamorfosis del dolor en mil sonrisas-
convertirás, parafraseando a Benedetti,
la muerte en tu aventura,
en un necesario paréntesis de la vida.
(A María José)